-
home Columnistas, Destacadas Algunas reflexiones desde el derecho comparado sobre el caso Assange- La Opinión de Teresa Da Cunha Lopes

Algunas reflexiones desde el derecho comparado sobre el caso Assange- La Opinión de Teresa Da Cunha Lopes

Puntualizando, la acusación de una Corte Federal de Virginia ( fundamento para el pedido de extradición) es, sorprendente , ya que SOLO retiene las violaciones al “CFAA ” . O sea, recae dentro de los delitos de hacking tipificados en el “Computer Fraud and AbuseAct /CFAA” , no del crimen de Espionaje” ( otro “statute law “ , usado tanto contra Chelsea Manning como contra Snowden , con ferocidad y sin hesitaciones) .

O sea, en términos jurídicos es “ a slap in the hand” ya que según un comunicado de la propia Corte de Alexandria la acusación se reduce a una ” federal charge of conspiracy to commit computer intrusion for agreeing to break a password to a classified U.S. government computer.”, con una sanción máxima de 5 años. Ahora bien , como todo el mundo sabe, cuando se da una extradición el individuo sólo puede ser juzgado por los cargos contenidos en el documento de extradición.



Por otro lado, dado las condiciones físicas y mentales de Assange en este momento ( por eso, ha sido tan elocuente el detalle sobre la filtración del informe médico ) y, dadas las características del common law británico,en el análisis del pedido de extradición por el juez británico, aplicarán los criterios establecidos por la decisión de Lord Burnett of Maldon (Lord Ch ief of Justice) para el caso Lauri Love.

O sea, Assange tiene fuertes chances de NO SER extraditado a Estados Unidos y, de ser juzgado en el Reino Unido ( recuérdese que es ciudadano, también , de un país del commonwealth) . Esto después de un largo proceso previo sobre la cuestión de la extradición . Estamos hablando de unos dos a cuatro años ( mínimo uno para la decisión sobre extradición y, el resto para el proceso…) .

Lo que sí hará Assange , de eso nadie lo dude , es un circo del asunto , con el Kremlin, Maduro, Correa S.A. de C.V. rasgándose las vestimentas y funcionando como un “tribunal ad hoc” de acusación de la justicia británica, usando las redes sociales como caja de resonancia .