-
home Columnistas, Destacadas, Michoacán Alfredo Castillo el mandamás de Michoacán

Alfredo Castillo el mandamás de Michoacán

 

Desde la llegada del comisionado Alfredo Castillo Cervantes a Michoacán cuya imposición proviene de Los Pinos, el gobierno del Estado fue restando su jerarquía al grado que el mismo Fausto Vallejo Figueroa en su momento señaló a pregunta expresa que él no era ningún pelele de nadie.



Sin embrago la federación y el propio Miguel Ángel Osorio Chong, ya había pronunciado otro discurso que cualquier representante del gobierno mismo le tuvo que parecer en su momento incomodo, de la misma forma a los congresistas michoacanos pues la imposición era y es anticonstitucional para un gobierno de Michoacán libre y soberano.

Esto fue parte de lo expuesto en esa primera quincena de enero por Osorio Chong, “Se le ha instruido no escatimar esfuerzo alguno a fin de recuperar la confianza de los michoacanos, a fin de entregarles resultados concretos”, dijo el secretario de Gobernación en ese entonces.

En tanto el comisionado Alfredo Castillo contestó “Por mi experiencia en cargos anteriores, sé bien que el uso legítimo de la fuerza del Estado es insuficiente para combatir a la delincuencia, es necesario también generar condiciones de bienestar para que la población pueda desarrollar todas sus capacidades en ambientes libres de violencia y así ofrecer mejores opciones de vida a nuestros jóvenes.

Le bastó meses a la federación con la representación del comisionado Castillo para desarticular a las autodefensas primero mostrándoles todo el apoyo a los líderes más representativos, posteriormente dividiéndolos como también cambiando los discursos una y  otra vez, dando voz a un vocero nuevo como más cómodo con el discurso gubernamental, “el papá pitufo”.

Castillo también trabajó arduamente bajo el discurso de la legalidad de las autodefensas, los cuales fueron poco a poco cambiando aquella playera blanca con la leyenda de grupo de autodefensa a un uniforme azul con la insignia de fuerza rural, en el camino se fueron quedando líderes y un movimiento que no ha desaparecido del todo pero que lucha contra dos frentes; federación y crimen organizado.

Michoacán dentro de esos primeros meses no se veía la articulación entre el gobierno estatal y el federal, en cambio se leían dos discursos que muchas veces chocaban, por ejemplo el gobernador Vallejo puntualizaba que no avanzarían los grupos de auto defensa, por otra parte lo hacía con el cobijo del comisionado Castillo y el grupo de elite que formó con Estanislao Beltrán Torres “papá pitufo” y Luis Antonio Torres “el Americano”.

Esta lucha trajo consigo resultados positivos para el gobierno federal con la caída de grandes líderes templarios como también la detención o en su caso muertes de las principales cabezas de la organización; Dionisio Loya Plancarte “el tío”, Nazario Moreno “el chayo” y Enrique Plancarte “el kike”.

Esa misma fuerza anunciada de la federación, donde decía que vendría por quien sea que sea cómplice del crimen organizado, llevó también a provocar para muchos actos de canibalismo con el arraigo y posteriormente a su detención del entonces secretario de gobierno Jesús Reyna García, de ahí con pruebas de video al más puro estilo de Servando Gómez “la Tuta”, fue que se llegó con más funcionarios municipales.

Con un gobierno estatal diluido por falta del ejercicio del poder como también por la enfermedad de su gobernante, pasó a ser cuestionado en todo su actuar, de ahí más debilitado, surge un rumor grande de la aparición de un supuesto video de Rodrigo Vallejo Mora hijo del  entonces gobernador, esa fue para muchos la estocada final.

Con orejas y rabo partiendo plaza, el comisionado Castillo entró en la jugada de nuevo con un Michoacán más convulsionado llega un gobernador interino, Salvador Jara Guerrero que para muchos es mejor opción pues se trata de un catedrático y no de un político,  para otros muestra el poder de la federación de imponer su voluntad con un gobernador a medida, el cual ya mostró su primer debilidad cambiando a su coordinadora de comunicación social Georgina Morales Gutiérrez por José Emiliano Montiel Hernández, quien se venía desempeñando como asesor en materia de comunicación social de la Comisión Nacional para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán.

Sin duda la mano de la federación a través de Castillo muestra que Michoacán carece de representantes, pues están a las órdenes y presiones como lo mencionó la diputada  Cristina Portillo  Ayala a las órdenes del Sr. Comisionado.