fbpx -
home Columnistas, Destacadas Acotaciones a lo dicho por el fiscal general de Michoacán – La Opinión del Padre José Luis Segura Barragán

Acotaciones a lo dicho por el fiscal general de Michoacán – La Opinión del Padre José Luis Segura Barragán

Es cierto que a la fiscalía no le toca prevenir los delitos, sino hacerse cargo de ellos una vez cometidos; entonces sale sobrando su conferencia de prensa en nombre del gobierno de Silvano Aureoles Conejo, respecto al porqué se dieron los diez y nueve asesinatos del crimen organizado en Michoacán, específicamente en el municipio y ciudad de Uruapan.

Es falso que sean células delictivas, es el enfrentamiento de varios cárteles muy bien identificados y tolerados en Michoacán: Los Viagras, los neotemplarios y los de las cuatro letras; y es falso que él, Adrián López no lo sepa y no tenga comunicación con los cárteles, porque la violencia no se puede explicar o porque las autoridades han sido rebasadas por los criminales o porque son cómplices de ellos. No hay de otra.

En Michoacán los asesinatos han crecido de forma alarmante desde enero del presente año. Basta con ver los periódicos en la nota roja de cada día. Uruapan es considerada como una de las ciudades más peligrosas del mundo por el número de ejecuciones y asesinatos del crimen organizado.

Respecto a que pareciera que con la aclaración de que celulitas de los criminales ejecutan a diez y seis masculinos y tres femeninos en un sólo día y en un sólo lugar, a diez y nueve personas y decir que se dan porque es una lucha por las plazas de las grandes ciudades, mi pregunta es ésta: ¿El gobernador Silvano Aureoles Conejo, el secretario de seguridad del estado de Michoacán, el fiscal de y demás policías, guardia nacional y marina, no tienen que dar la cara y explicar lo sucedido en Uruapan y decirnos por qué han fracasado en el tema de seguridad?

QUE SALGAN Y DEN LA CARA Y SE DEJEN DE EUFEMISMOS, NO SON CÉLULAS DEL CRIMEN ORGANIZADO, SON CÁRTELES HECHOS, DERECHOS Y EFICACES.

Las opiniones vertidas en las columnas son de exclusiva responsabilidad de quienes las suscriben y no representan necesariamente el pensamiento ni la línea editorial de Monitor Expresso