fbpx -
home Destacadas, Reportajes A 2 años del asesinato de Osbaldo Esquivel, sin avances

A 2 años del asesinato de Osbaldo Esquivel, sin avances

Por Jairo Expresso

Morelia, Michoacán a 11 de septiembre.-  El asesinato del diputado local por el distrito local de Colacomán, Osbaldo Esquivel Lucatero, cumple dos años, hasta el momento no existen avances en su investigación, no hay detenidos o hechos que lleven a los posibles responsables, pues la Procuraduría General de Justicia del Estado, llegó a la conclusión de que se trató de un asalto.

Un solo detenido de nombre Manuel Vega quien fuera acusado por la PGJE de asalto y del propio asesinato, fue presentado como un chivo expiatorio, señaló en una entrevista para este medio su hermano Salvador Esquivel Luctarero.

El testigo clave del móvil, el periodista  Pablo Madríz Rojas quien acompañó ese día fatídico día al diputado,  murió por causas de un accidente de tránsito 4 días después, justo el 15 de septiembre del mismo año,  luego de llevar en la ciudad de Morelia una comparecencia.

Osbaldo Esquivel quien fuera una de las voces que tocó el conflicto que vivía Tierra Caliente, justo en un evento de la conmemoración de la Constitución de Apatzingán, y frente al propio mandatario estatal, Fausto Vallejo Figueroa, justo al inicio de la administración, ahí el recién diputado local pidió a las autoridades estatales poner atención sobre los acontecimientos que recién comenzaban en esa zona de Michoacán.

Sin embargo, no fue hasta varios meses después, justo con el surgimiento de los grupos de Autodefensas, que lo dicho entonces por el también ex edil de su natal Buenavista adquirió   la atención mundial, ese 24 de febrero de 2013 grupos “ciudadanos”  levantados en armas tomaron posesión de la cabecera municipal de  Coalcomán, y de la tenencia de Felipe Carrillo Puerto “La Ruana” perteneciente a Buenavista.

Posteriormente el diputado mantuvo desde su curul una posición conservadora de la situación que privaba en su distrito,  “no es para menos, la situación es complicada” dijo en entrevista para este medio días antes de su asesinato, Osbaldo Esquivel pidió una entrevista la cual fue concedida para hablar de lo que sucedía en su distrito.

Antes de iniciar la entrevista, un servidor conociendo de años al legislador, notó que su rostro no era el mismo, mostraba preocupación, y claro cómo él lo dijo no era para menos, redes sociales donde era presentada información del grupo criminal de Los Caballeros Templarios, señalaron a Lucatero como uno de los que apoyaban el movimiento de autodefensas, de la cual era una lista que además de señalar a varios perredistas era amenazante.

Fuentes cercanas al asesinado diputado, mencionaron que si existió amenazas en contra del ex edil, “no va alcanzar a celebrar su cumpleaños”, ese fue el mensaje que recibió, no obstante la amenaza se cumplió, el 12 de septiembre un día después de su asesinato Lucatero estaría cumpliendo un año más de vida.

Su muerte fue el reflejo del poder que el mismo dijo que poseían los grupos criminales, “son grupos muy fuertes, que han mostrado más oficio que el gobierno, lo han burlado”, sobre el levantamiento de autodefensas, resaltó “es una situación generada por la falta de oportunidades y la pobreza extrema pero también por la ambición al poder y por el olvido del gobierno del Estado, municipios y del gobierno federal”.

Las dudas quedan a dos años un caso que nunca avanzó en el móvil, el detenido,  el periodista que después de llevar su comparecencia fuera gravemente herido en un accidente para morir días después.

Las palabras de su hermano Salvador Esquivel quedan contradiciendo la parte oficial “se le dejaron ir él, iban por él,  a nosotros nos acostaron al suelo, nos estaban golpeando, me dieron un machetazo pero alcance a correr a pedir ayuda, los que se bajaron del carro eran 3 hombres y una mujer, y el chofer del carro… cuando el empezó a tener miedo, me dijo que tenía mucho miedo de Jesús Reyna, es que el nunca votó cuando lo escogieron para gobernador a él”.