El problema no solo son las canciones – La Opinión de Karla Chacer-MonitorExpresso.com | Noticias Michoacán y México

El problema no solo son las canciones – La Opinión de Karla Chacer

Dic 11 • Columnistas

Por Karla Chacer

Hace unos días el cantante Maluma causó revuelo en las redes sociales debido al lanzamiento de su nuevo sencillo Cuatro babys, la razón: su contenido es machista en tanto que pone a las mujeres como objeto de deseo. Esto no sorprendió a todos, es decir, se trata de reggaetón, ¿qué más se puede esperar? Es un género de música en el que poner a la mujer a la merced del hombre es un tópico común. Pensemos un momento, ¿sólo es cosa del reggaetón?

Como lo dice la columnista Catalina Ruíz Navarro, Maluma no es el primer cantante en interpretar una canción en la que la mujer sea puesta como objeto de deseo, The Beatles, Alejandro Sanz y Sting tienen canciones en las que el tópico ya mencionado se plantea con completa tranquilidad. Entonces, ¿por qué ellos no fueron o han sido puestos en tela de juicio por sus letras machistas y misóginas? La respuesta es simple, dice Ruíz, todo se debe a los prejuicios clasicistas que nos hacen pensar que todo se vale dependiendo de la clase a la que pertenece.

La columna me dejó pensando y me hizo recordar el tema Animals, interpretada por Maroon 5, donde se plantea la historia de un carnicero que se interesa en una chica y comienza a espiarla de manera obsesiva y a pensar que podrá estar con ella. Fue ahí donde me pregunté: ¿qué otras canciones o contenidos masivos presentan cosas de este tipo y nosotros ni en cuenta?, ¿por qué reproducimos hasta el cansancio estas canciones sin detenernos a escuchar lo que dicen?, ¿esto realmente influye en el cómo vivimos?

Supongo que hay una cantidad considerable de canciones que ameritan ser escuchadas de forma más detallada y que no nos damos cuenta de ello porque en muchos de los casos se ve como algo normal o aceptable (siempre y cuando el emisor tenga un valor simbólico que se lo permita) porque “lo dice hipotéticamente hablando”; que un artista cante canciones de feminicidios o inequidad de género no quiere decir que realmente esté de acuerdo con el contenido de las letras, él solo hace su trabajo.

Sí, podrán ser todos los casos hipotéticos que se quieran o todas las “justificaciones” que queramos encontrar, pero el hecho de que lo veamos como algo irrelevante, que solo se queda en el plano del no pasó, no quiere decir que realmente sea así. Debemos ser conscientes de lo que escuchamos, independientemente del estrato social al que se pertenezca, y empezar a comprender que ese es el menor de nuestros males, pero que no por ello amerite poner en pausa la solución del problema.

Porque poco o mucho, todas las creaciones artísticas son un reflejo del contexto en el que fueron producidas; pueden servir de canal para saber qué es lo que necesitamos cambiar y llevarnos a pensar qué se puede hacer. Todo está en no dejar pasar mucho tiempo para generar un cambio, pues se corre el riesgo de que lo veamos como algo normal.

Normalizar ciertas cosas es lo que ha dado pie a que estemos viviendo las situaciones actuales, es decir, los feminicidios, el acoso, la discriminación, etc., por el simple hecho de ser mujer. Cualquier tipo de discriminación o cualquier razón que la incita es reproblable, no debe minimizarse porque solo le pasa a algunos, a aquellos que no llevan una vida acorde a las normas morales, ¿normas morales acorde a quién o a qué?

Resolver los casos de acoso, discriminación y feminicidios es cosa de la justicia y de las instancias gubernamentales que aplican la ley; hacer que esto deje de pasar depende de toda la sociedad, no solo de los activistas. Creo que ya fue suficiente de esquivar la mirada o ser indiferentes porque es algo que no nos incumbe, claro que nos incumbe, ¿o esperaremos a que a todos nos pase?

Otras noticias relacionadas

Comenta con tu red social

Comments are closed.

« »