Fotografía: algo estático que se resignifica a cada momento- Por Karla Chacer-MonitorExpresso.com | Noticias Michoacán y México

Fotografía: algo estático que se resignifica a cada momento- Por Karla Chacer

Abr 2 • Columnistas, Destacadas

Por Karla Chacer/Foto MolinariPixel

La fotografía es una forma de expresar, nos permite congelar un momento específico y hacerlo perdurar en nuestra memoria. Sin embargo, esta memoria se puede ver modificada con el paso del tiempo, pues a pesar de que la imagen sea fija, nuestras ideas y percepciones se transforman con el paso del tiempo. Un ejemplo de esto se dio con el pasado atentado que ocurrió en Londres, cerca del parlamento británico:

Mientras las víctimas heridas yacían en el suelo y eran atendidas por paramédicos y civiles que se encontraban en la zona, otros tantos peatones continuaban con su camino y miraban con diferentes emociones la escena que pasaba a su alrededor. A su vez, varios periodistas estaban cubriendo el suceso y grababan o sacaban fotos para dar testimonio de lo ocurrido.

Una de las fotos que se volvieron virales fue tomada por el fotorreportero Jamie Lorriman, donde una mujer que atiende a la pantalla de su celular pasa junto a un grupo de personas que atienden a una de las víctimas. Cabe señalar que no era la única persona que estaba consultando su celular mientras pasaba por la zona, como mostraron varios al compartir otras fotos. Entonces, ¿por qué la mayoría de los que se molestaron solo se fijaron en ella?

La respuesta recae en algo físico y que debería ser irrelevante ante la situación que se estaba viviendo en ese momento, pero no fue así y los mensajes islamofobos no se hicieron esperar: un velo. Un velo de color vino fue lo que propició que muchos se fijaran en ella y dieran por hecho que no le importaban los heridos porque ella era parte de todo ese terrorismo.

Días después, la mujer declaró que solo se fijaron en su velo y que también se preocupó por lo ocurrido. Que estaba haciendo lo que muchos hacían en ese momento: notificarle a su familia que se encontraba bien. Además, el fotógrafo después declaró que para él la mujer era un claro ejemplo de la preocupación que se estaba padeciendo en ese momento.

Probablemente, si los prejuicios de moda fuesen otros, nuestra atención se habría trasladado a otro tipo de sujeto. Son este tipo de situaciones las que nos dejan en claro que debemos analizar todo lo que se nos presenta desde diferentes perspectivas y hacer lo posible por ser conscientes de lo que conforma la interpretación que nos formamos de las cosas.

Toda fotografía que ha sido tomada por un ojo crítico y que tiene una intención de por medio demuestra, aunque sea, una pequeña parte de un todo. Por lo tanto, considerando que solo vemos un pequeño fragmento de la cosa, es comprensible que la imagen se pueda prestar a más de una interpretación.

La buena fotografía no solo se basta de un perfecto encuadre y manejo de la composición, necesita transmitir algo por fuerza; debe despertar al espectador e invitarlo a reflexionar sobre el tema que se le presenta a cuadro; no solo eso, el espectador debe sentirse trastocado por la imagen.

Aquella imagen que no trastoca está destinada al olvido. Es la buena fotografía la que se queda en la mente del espectador y le causa las ganas de querer más, de querer saber más sobre el tema.

Otras noticias relacionadas

Comenta con tu red social

Comments are closed.

« »